Parque Marítimo del Mediterráneo
Ceuta

Otras ubicaciones

El Parque Marítimo Mediterráneo es el reflejo de la unión geográfica y cultural de la ciudad de Ceuta; un punto de conexión entre el Océano Atlántico y el mar Mediterráneo; entre África y Europa.

Se encuentra usted en uno de los principales lugares de ocio de ceutíes y visitantes, un espacio para espectáculos y actuaciones, un complejo de lagos artificiales y un parque botánico con especies de todo el mundo; ideal para el baño, el paseo, el descanso y el disfrute en una superficie de 57.000 metros cuadrados.

Sus tres grandes lagos se abren al público, convirtiéndose en el destino preferido para olvidar el devenir diario y dejarse enamorar por cascadas y cataratas artificiales. Su agua salada, perfecta y agradable para el baño, es extraída semanalmente directamente del mar y se convierte en uno de los principales atractivos para ceutíes y visitantes durante los calurosos días de verano.

Entre los lagos se funden amplias zonas ajardinadas y de exuberante vegetación, con espacios destinados a los bañistas; al oeste del Parque, una playa artificial de escasa profundidad, protegida por pequeñas islas con vegetación tropical, es una zona ideal para los niños.

Una gran catarata es la encargada de llenar el lago central, que cuenta con un géiser de varios metros de altura y despierta un gran interés entre cualquier paseante. En su recorrido por el recinto, podrá observar una réplica artística del Faro de la ciudad, un homenaje a la edificación que corona el Monte del Hacho y que ha guiado a innumerables navegantes desde su inauguración en 1885.

No lejos de esta réplica, se encuentra el Castillo de Piedra, alzado en semejanza al Conjunto Monumental de las Murallas Reales de la ciudad, con el Gran Casino de Ceuta en su interior.

El más pequeño de los estanques está situado al este y puede ser cruzado por un puente de madera. En el centro de éste, el visitante podrá disfrutar de una pequeña isla y un bar tropical, uno de los múltiples espacios destinados a la restauración y que permiten que pueda pasar una intensa y divertida jornada sin salir del recinto.

El parque fue diseñado por el artista lanzaroteño César Manrique e inaugurado en el año 1995, como un guiño a los Lagos Martiánez de Tenerife. No deje de visitar la exposición permanente dedicada a este artista, que se encuentra abierta todos los días del año.

En definitiva, una sucursal del Paraíso, en pleno centro de la ciudad.



facebooklikebutton.co